viernes, 31 de enero de 2014

Vuelve !!!!

Parece que todo vuelve a la normalidad y este equipazo sigue en marcha. Después de mucho tiempo sin cabalgar con el bukateam vuelvo a salir de manera más continua con vosotros. Echaba de menos estas salidas y estos almuerzos. Espero seguir vuestro ritmo que es complicado ya. 

miércoles, 28 de agosto de 2013

Camino de Santiago. 19/08/13. Visita a Finisterra.









  Éste último día con las bicis ya camino de Zaragoza fuimos de excursión a Finisterra, al fin del mundo, a acabar definitivamente este camino. Pasamos por el km 0,0 y fuimos hasta el faro, hasta el cabo, dónde ya no hay nada más. Es momento de desconectar y dejar pasar los minutos. Buena comilona los que pudimos, ya que el pobre Sergio A. había pasado una mala noche con las tripas y fiebre, dentro de lo malo ya no teníamos que pedalear más. Las almejas a la marinera que nos triscamos Héctor y yo acojonantes, y nada más comer de vuelta a Santiago. Acojonante también el trayecto en autobús, 3 horas para recorrer apenas 90km, yo creo que paró en un tercio de los pueblos de Galicia.

  Ahora si que se acaba nuestro camino, pero para celebrar el fin de fiestas el arroz con bogavante que nos metimos por la noche (Sergio A. caldico y pescado plancha), pobre.


  Se acabó, 11 días después con 825 km en las piernas (gran mayoría por el camino), experiencia para mí acojonante y recomendable para que lo haga cualquier persona. Ha sido un placer poder compartir este camino con Sergio Alcalá y Héctor Quilez, al igual que con Juan durante 3 días y medio.

  Pd: muchas gracias por todos los ánimos durante el camino en los malos momentos, y esos masajes de Héctor que me daban la vida. Y disculpas por mi mal humor del último día.


   GRANDE BUKATEAM!!!! SIEMPRE BUKATEAM!!!!

Camino de Santiago. 18/08/13. Arzúa-Santiago de Compostela 39,35km.













video




  Última etapa, si si, última etapa, quien nos lo iba a decir 11 días atrás cuando empezamos esta aventura en Jaca y tantos y tantos problemas tuvimos aquellos días. Amanece con una niebla que apenas deja ver y sin demasiada prisa desayunamos en la misma habitación del albergue, todos los andarines se habían ido ya hace rato. Sólo nos quedan 40km por delante, digo solo, porque comparado con días anteriores no era nada aunque a mí personalmente se me hicieron bastante largos. Otra etapa rompepiernas, parecida a la del día anterior y el número de peregrinos exagerado también. Poco a poco fuimos avanzando por preciosos bosques como ayer, hasta que llegamos a Monte do Gozo y como no podía ser de otra forma un fuerte pechón nos lleva hacia nuestro penúltimo alto en el camino. Parada más que obligatoria, la verdad que hay bastante gente haciéndose fotos en el monumento, esperamos nuestro turno, que cuesta poco y seguimos la marcha. Sensaciones extrañas ya en este punto, será porque quedaban menos de 5 km para llegar a Santiago?? La pena el día porque la niebla no terminaba de levantar y no pudimos observar Santiago desde lo alto. Estaba ya hecho, en nada comenzamos a entrar ya por las calles de Santiago, al principio una larga avenida, alguna rotonda, alguna dirección prohibida también.... Llegamos al centro de Santiago, el adoquín en el suelo nos indica que no nos queda nada, al igual que la gente que hay por todos lados. Tenemos que soltar los pies de los pedales porque ya es imposible seguir montados más de 2 metros, avanzamos lentamente sorteando a la gente y de repente ya podíamos ver la parte trasera de la catedral. Lo habíamos conseguido, ya estábamos en Santiago de Compostela ya estábamos en la Plaza de Obradoiro!!!!!!!  Momentos de sensaciones increíbles ya en la plaza, cada uno haciendo fotos a nuestra bola, sentados en el suelo contemplando la catedral, la cabeza procesando todo lo vivido estos días....cada uno con lo nuestro.... y además parece que aclara el día y quiere salir el sol. Vamos a buscar la Compostelana, a buscar alojamiento y a olvidarnos de la bici totalmente.
  Ya por la tarde más tranquilos volvimos a ir a la plaza y pasamos por detrás del santo.





 

Camino de Santiago. 17/08/13. Sarria-Arzúa 75,53km.













  Penúltima etapa, y empieza pronto la marcha. Nada más salir de Sarria corta pero fuerte subida por una colina que nos hace sacar muy pronto la carbonilla, pero tenemos unas vistas espectaculares del pueblo. Es una auténtica etapa rompepiernas sube-baja, sube-baja. La verdad que tanto en la etapa de ayer como en ésta las 2 primeras horas del día no hacemos otra cosa que adelantar a peregrinos que van andando, y el número de bicicletas se ha multiplicado respecto a días anteriores. No llevaríamos ni 15 km hechos y pasamos por el mojón de los últimos 100km del camino, parada y foto obligatoria. Parada en Portomorín a echar un bocado (foto de su puente de entrada al pueblo), y al salir hacemos 2-3km por carretera pero enseguida volvemos a entrar en el camino al llegar a un alto. Destacar algunos pasos un poco difíciles al llegar a Ferreiros pero al no bajar agua no hubo ningún problema el pasarlos. Seguimos pasando por muchos pequeños pueblos y la verdad que los paisajes y toda la vegetación son impresionantes en estas tierras. A eso de las 3 de la tarde llegamos a Melide, y como nos habían aconsejado fuimos a comer un buen plato de pulpo y navajas......(Restaurante Ezequiel) ESPECTACULAR EL PULPO!!! y el albariño...me vi obligado a beber a morro porque una mosca capuzó en mi copa. Con el sol de justicia que caía a plomo a eso de las 4 volvemos a coger las bicis y hacemos los últimos 13-14km del día y sin percances llegamos a Arzúa.

Camino de Santiago. 16/08/13. Pieros-Sarria 76,9km.




video





  Hoy se puede decir que era el día grande del camino, nos esperaba la subida a O Cebreiro. El día comenzó tranquilo, avanzando por el camino que iba siempre paralelo a la carretera separado por un muro de hormigón. Eso si, en cada localidad que llegas las flechas te hacen desviarte para que entres por el medio de ella, está bien porque pasas por sitios que si no fuera por el camino no pasarías en la vida, pero lo que me ha quedado bastante claro es que todo lo que rodea al camino es un gran negocio. Pasamos Por Vega de Valcarce y paramos a echar un bocado, desde ahí comienza ya a picar para arriba. Seguimos adelante y llegamos a Las Herrerías, allí Héctor pregunta a un mayor de la zona y nos comenta que desde ese punto ya empezaba la subida. Correcto, dura subida de unos 9 km, hacemos caso a la guía y la comenzamos por carretera, cada uno ya vamos a nuestro ritmo y quedamos en vernos arriba. Después de unos 3 km aprox. y yendo ya un buen rato solo en la subida, llego a la localidad de La Faba y no se cómo me despisto y me meto en el camino sin querer, Héctor iba por delante y Sergio A. por detrás. Pues nada, pienso que será solo un tramo y que más adelante volveré a salir a la carretera, pero no, empiezo a encontrame zonas con esa maravillosa calzada romana  que te jode la vida, otras zonas con mucha piedra y empiezo a desfondarme poco a poco. Empiezo a encontrame a otros ciclistas que van desmontados, yo también me bajo en según que zonas porque estoy fundido, y aparte son tramos muy técnicos. Más adelante me encuentro un ciclista con un problema en la cadena, los viejos que estaban con él "ayudándole" al llegar yo desaparecen al instante, (viva la solidaridad del camino). Total que manos a la obra, estoy sudando como un auténtico tocino en éstas que aparece otro ciclista y le ponemos un eslabón provisional en la cadena. El tio de la cadena, de los más elegantes que haya visto jamás encima de una bici (sin contar a Rodrigo), iba maqueado de arriba a abajo, eso sí, no se manchó ni un dedo, ya me llevé yo toda la grasa de su puta cadena. Me monto en la bici y sigo subiendo ya por una zona más ciclable hasta que llego a la localidad de La Laguna donde cojo agua en una fuente y sigo para arriba ya por la carretera y nada más salir del pueblo veo a Héctor que baja, me dice que ya casi está, que no queda nada. Aún quedaba si, vaya subidíca la de O Cebreiro, para mi muy dura, el seguía animándome y diciéndome que ya lo tenía pero sinceramente iba reventado y no podía ni contestarle. Sin apenas descanso llegamos al alto de O Cebreiro después de más de una hora desde que comencé la subida y ya estamos en Galicia!!!, vaya subida no le faltó de nada. Buscamos una terraza y echamos un jarrote de cerveza esperando a que suba Sergio A. pero pasa el rato y no viene, más tarde vía whats app nos dice que no ha encontrado el bar y que ya ha empezado a bajar, resulta que hay 2 carreteras de bajada que más adelante se unen. Por fin nos agrupamos los tres pero aún nos quedan una par de altos más, el de San Roque y el del Poio, con las fuerzas ya muy justas los superamos y por fin hacemos una gran bajada que nos da una tregua y podemos descansar un poco hasta Triacastela donde paramos a comer. De ahí hasta el final de etapa aún nos esperaba otro alto más, el de Riocabo pasando por la localidad de Xan Gil con las fuerzas ya muy muy justas y de ahí ya hasta Sarria por medio de bosques por fin ya de bajada por sendas bastantes chulas.